Sostenibilidad en exposiciones temporales


En el contexto actual de crisis climática no se debe olvidar la sostenibilidad a la hora de planificar y diseñar exposiciones temporales. Éstas tienen la posibilidad de incorporar ciertos valores y ser realizadas desde un determinado enfoque. Lo efímero debe ser sostenible y puede lograrse gracias a la creatividad. 


¿Qué es la sostenibilidad en museología?

Hay tres maneras de entender el concepto de sostenibilidad en el ámbito de la museología: sostenibilidad ambiental, social y económica. Esto se logra a través de un buen uso de sus recursos, de un diseño eco-responsable de las exposiciones temporales y permanentes, de la arquitectura y de las prácticas adecuadas por parte del equipo. La sostenibilidad debe formar parte de la misión del museo, ya que este debe contribuir al bienestar cultural de la comunidad (Worts, 2006). En este artículo nos vamos a centrar en la sostenibilidad medioambiental.


¿Por qué es importante considerar el concepto sostenibilidad en museología y museografía?

La sostenibilidad mejora el servicio de los museos a nivel social, ayuda a tomar decisiones sobre la gestión de colecciones, aporta estabilidad financiera a largo plazo y, lo más importante, prepara a las generaciones futuras para vivir en un mundo más ético. 

Otra razón es que ofrece nuevas oportunidades para innovar en la interpretación y comunicación del patrimonio, llegando a un público más amplio, ya que la sociedad es cada vez más inclusiva y solidaria. La cultura sostenible conlleva un uso más óptimo de los recursos y le da valor a la responsabilidad social

sala expositiva con paneles de cartón para sostenibilidad exposición
Paneles y vitrinas de cartón (Cartonlab)


Efímero no es sinónimo de desechable

Para ser más sostenibles, es importante considerar utilizar materiales más duraderos, que puedan ser reutilizados y transformados en otros objetos útiles. Las exposiciones temporales son montadas y desmontadas continuamente, pero eso no implica que deban ser “de usar y tirar”. La clave es la creatividad para dar una segunda vida a objetos y, sobretodo, encontrar materiales con la menor huella ecológica posible. Además, los materiales deben ser fácilmente reciclables en caso de que no quede más remedio que usarlo. 

Para un diseñador de exposiciones es importante conocer los recursos e impacto ambiental que genera cada material o producto, tanto en su tiempo útil como después: si se desecha, ¿puede reciclarse?; ¿este reciclado genera gasto energético o emite CO2?; ¿Las personas encargadas del desmontaje lo van a procesar correctamente? Hay materiales sostenibles que solo pueden reciclarse de una manera muy concreta y, si se tienen que transportar demasiado lejos para su reciclado, las emisiones de CO2 pueden resultar contraproducentes. 


Optimizar los recursos

En general, cuando hablamos de sostenibilidad hablamos de las «4 r’s». En museología también. Para el diseño y montaje de una exposición temporal sostenible hay que seguir una serie de pasos: reducir, reutilizar, reciclar y reaprovechar. 

Reducir se basa en generar menos residuos en el montaje de los stands, haciendo un consumo consciente y responsable e intentando utilizar materiales sostenibles. 

Reutilizar consiste en reparar o reutilizar elementos de otras exposiciones o que se consideran “desechos”, pero que pueden ser útiles. Por ejemplo, en muchos casos pueden reutilizarse paredes o paneles.

Reciclar es el proceso de separar los materiales de manera ecológica al finalizar la exposición. Se intenta desechar lo mínimo posible, se reaprovecha lo máximo. 

Reaprovechar consiste en ahorrar energía y recursos de cara a las siguientes exposiciones. Cuando la exposición temporal termine, reserva los materiales útiles para darles una segunda vida, no te deshagas de ellos. 

stand efímero con una gran estructura sostenible de cartón nido de abeja
Stand hecho de cartón nido de abeja (Cartonlab)


Economía y sostenibilidad

La sostenibilidad está muy ligada a los objetivos económicos de los museos. Para reducir el impacto medioambiental se recomiendan una serie de prácticas económicas, entre ellas, la colaboración o asociación con otras entidades culturales para disminuir desechos y ahorrar en recursos (por ejemplo, intercambiar mobiliario y equipamiento audiovisual). Además, es recomendable que el museo obtenga productos locales, apoyando a las pequeñas y medianas empresas de su entorno y a su vez reduciendo emisiones de CO2 en el transporte.

No menos importante es tener en cuenta que una gestión más sostenible de las exposiciones y del museo en su conjunto puede tener un impacto económico positivo para la institución a medio-largo plazo.


Cómo llevar a cabo una exposición temporal sostenible

El diseño y montaje de exposiciones temporales debe comenzar a tomar medidas para que se regule el gasto y la inversión de los recursos naturales para favorecer al planeta. ¿Qué tipo de materiales se pueden utilizar para obtener resultados más sostenibles? 

  • El cartón
  • El cartón nido de abeja
  • La “segunda vida” de algunos objetos
  • Hormigón reciclado para crear estructuras
  • Azulejos o paneles a partir de plástico reciclado
  • Fibra de celulosa de papel reciclado fabricada en proceso de baja energía (su comportamiento es similar a la madera)
  • Polipropileno, polibutileno y polietileno como alternativas al PVC. 
  • Panes de desechos de cultivo de trigo. 
  • Pintura ecológica a base de proteína de leche, arcilla, cal y pigmentos minerales. 
  • Vidrio reciclado como recubrimiento para paredes y muebles.

dos muestras de paneles kirei de trigo para exposiciones
Paneles Kirei de trigo y sorgo (utexas.edu)


7 claves para la gestión sostenible de un museo 

Para que un museo sea sostenible en su totalidad, no solo tiene que atender a sus exposiciones permanentes o temporales. La gestión del museo se puede ir mejorando poco a poco: desde la arquitectura, hasta la composición de la colección, hasta las infraestructuras o las normas de comportamiento de los trabajadores. Estas son algunas medidas que pueden valorarse:

  • Disminuir el consumo energético (por ejemplo, renovando equipos informáticos)
  • Fomentar el comercio justo en sus espacios comerciales
  • Establecer sistemas de gestión ambiental
  • Convertirse en un espacio de producción cultural sostenible
  • Informar al público sobre ecología y sostenibilidad
  • Apostar por materiales sostenibles y la reutilización
  • Relacionar los museos con el turismo sostenible

Durante la última década, los museos se han centrado en el ahorro energético y el mensaje “verde” hacia el público. Los museos, bajo presión por las circunstancias desfavorables actuales para todas las economías públicas, tienen dos opciones actualmente: limitarse a su actividad principal ofreciendo un mínimo de servicios coherentes con sus objetivos o reinventarse por completo. Ambas son igual de dignas (Negri, 2012). 

En definitiva, las entidades culturales que logran crear valor cultural para el público consiguen valor económico. Las investigaciones que se han realizado en torno a este tema muestran que los museos deben atender a prácticas y políticas que se centren en la reducción del impacto medioambiental (Sala y Gallo, 2007) y tener intención pedagógica acerca del cambio climático y valores ecológicos (Cameron, 2012).

Nosotras apostamos también por empezar paso a paso: cambiar los materiales o el diseño de las exposiciones temporales para transformarlas en más sostenibles es un buen punto de partida. 


Bibliografía

JANES, R. (2009). Museos en un mundo turbulento: ¿Renovación , intrascendencia o colapso?. Routledge, Abingdon. 

DECARLI, G. (2006).  Un museo sostenible. Universidad Nacional de Costa Rica.

BERNAD, S. (2013). Exposiciones temporales y sostenibilidad. Estudio sobre las prácticas y propuestas sostenibles en los museos de Barcelona. Centre Universitari de Disseny. Barcelona.

Museu Nacional dʼArt de Catalunya. MNAC. (2010). La gestió de residus al Museu Nacional dʼArt de Catalunya. Manual de bones pràctiques ambientals. Generalitat de Catalunya. Departament de Territori i Sostenibilitat, Agència de Residus de Catalunya.

NEGRI, Massimo. (2011-2012).La aparición del concepto de sostenibilidad en el ámbito de los museos en Europa. Revista museus.es 7-8. Ministerio de Educación. Cultura y Deporte.

FELBER, Christian.(2012). La economía del bien común. Ed. Deusto, Barcelona.

RIERADEVALL PONS, Joan, OLIVER SOLÀ, Jordi. (2011-2012). Museos y medio ambiente: sostenibilidad cultural. Revista museus.es 7-8. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

FERNÁNDEZ BUEY, Francisco.(2011-2012). Sostenibilidad: palabra y concepto.

Revista museus.es 7-8. Ministerio de Educación. Cultura y Deporte.

HERRÁEZ, Juan Antonio, (2011-2012). La sostenibilidad en los museos. Revista museus.es 7-8. Ministerio de Educación. Cultura y Deporte.