Los 10 museos más raros del mundo

Tabla de contenidos

Tras la pandemia de la COVID-19, la cultura ha sido uno de los ámbitos que más ha sufrido. Por eso, te proponemos visitar los museos más raros del mundo y apostar por el turismo cultural este 2021. En misterio.studio ofrecemos diseño y montaje de exposiciones para museos y organizaciones culturales. Damos forma a espacios, planificamos recorridos y aportamos formato a la cultura con el objetivo de que el público pueda disfrutarla a través de la innovación y la empatía. 

En esta entrada queremos invitarte a que viajes a través de la pantalla de tu ordenador (o darte ideas para que planees tu próxima escapada) con una lista de los museos más raros del mundo. Hay muchísimos, pero hemos escogido los que nos han parecido más originales. ¡Disfrútalos!


Museo de las Brujas en Zugarramurdi, Navarra, España

Este museo navarro es historia pura. Aborda cuestiones relacionadas con el mundo de la brujería y la sociedad navarra del siglo XVII con sus leyendas y mitos. El recorrido por el museo comienza con una presentación por la comarca de Xareta y su paisaje, tan ligado a la brujería y aquelarres. El visitante también podrá disfrutar del documental La caza de brujas y descubrir el nacimiento del mito con María Ximilegui. Si decides visitarlo, no dudes en acercarte a la cueva de Zugarramurdi, donde se realizaban rituales satánicos y mágicos. 


Museo de los fideos instantáneos en Osaka y Jokojama, Japón

Los fideos instantáneos fueron uno de los grandes inventos del siglo XX, por eso nos parece genial que se les rinda homenaje. Está abierto desde 1958 y su parte central cuenta con una exhibición de cartones de fideos instantáneos de todo el mundo. Hay una una sala de cine en forma de paquete de fideos y una fábrica para que los visitantes puedan hacer sus propios noodles. El museo está dedicado al creador de este tipo de sopa, Momofuku Ando. 


Museo del preservativo, Tailandia

Es un museo didáctico creado con el objetivo de concienciar a jóvenes para mantener relaciones sexuales seguras. Además, nace como homenaje a los condones por su contribución contra la pandemia del sida durante los años 90. La visita recorre salas llenas de preservativos masculinos y femeninos, lubricantes y explicaciones sobre salud sexual. Hasta dispone de una sala donde hay un laboratorio donde se puede medir la resistencia de los condones inflándolos hasta que estallan y, en otra, se llenan de agua para comprobar su elasticidad. 

El objetivo del Gobierno es reducir el número de enfermedades de transmisión sexual, además de concienciar a las generaciones más jóvenes y acabar con los estereotipos alrededor del VIH.


Museo de los Ovnis, EEUU

El Museo Internacional de Ufología de Nuevo México se fundó en 1991 para informar sobre extraterrestres, platillos volantes, abducciones… con el fin de poder explicar el incidente de Roswell. Este incidente ocurrió en 1947 cuando un supuesto OVNI se estrelló en un rancho cerca de Roswell, Nuevo México. Hay una sala del museo llena de bibliografía sobre este tema y, otra, donde podrás encontrar imágenes de círculos en campos de cultivo hechos, supuestamente, por extraterrestres. 

Museos más raros del mundo: EEUU


Museo de la comida quemada, Arlington, Massachussetts

Deborah Henson-Conant fundó este museo a finales de los 80 para homenajear a todos esos alimentos que se nos queman por accidente en la cocina. Desde tartas, hasta carnes y pescados. Si vas con hambre, se te quita seguro. 


Museo de los perros salchicha, Alemania

En Alemania el perro salchicha (dachshund o teckel) es tan popular que fue mascota de los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, el famoso Waldi. El museo cuenta con más de 4500 objetos relacionados con esta raza: juguetes, elementos decorativos, fotos…


Museo de las relaciones rotas, Zagreb, Croacia

Este lugar, dedicado a relaciones de amor fallidas, cuenta con exposiciones que incluyen objetos personales de amantes. Desde cartas, fotografías, recuerdos… los cuales fueron donados al museo junto con descripciones breves. El museo nace, tal y como describen sus creadores, “como un concepto de arte que procede de la noción de objetos que integran recuerdos y sentimientos”, pretendiendo generar un espacio de “memoria segura” para mantener el patrimonio de las relaciones rotas. Una oda absoluta al romanticismo. 


Museo de la patata frita, Brujas, Bélgica

Fundado en 2008, es el único museo del mundo dedicado a esta maravillosa creación. En el Frietmuseum se exhiben diferentes utensilios utilizados para elaborar patatas fritas, además de fotografías, esculturas o cuadros relacionados con este alimento. En la primera planta podrás adentrarte en la historia de las patatas; en la segunda, aprenderás cómo llegaron a Bélgica y cómo se crearon las primeras patatas fritas; y, en el sótano, la mejor parte, ¡podrás degustarlas! Añadir que el edificio donde se encuentra el museo, el Saaihalle, es un edificio histórico de 1399, ampliado en 1441. 


Museo de las marionetas Vent Haven, Estados Unidos

Este lugar cuenta con más de 1.000 marionetas. Entre ellas, el famoso Lamb Chomp, de la presentadora de televisión Shari Lewis. También hay piezas históricas, una de las más antiguas es una cabeza de papel maché con ojos de cristal. Otros reconocidos ventrílocuos como Jeff Dunham o Terry Fator también han donado al museo algunos de sus personajes. Todo un espectáculo visual. 

Museos más raros del mundo: EEUU

Museo de las boinas, Bilbao, España

Situado a las afueras de Balmaseda, Boinas La Encartada Museoa tiene como objetivo difundir el valor de la emblemática fábrica textil que se dedicó a la producción de boinas desde 1892 hasta 1992. Esta fábrica-museo cuenta con una gran riqueza arquitectónica y una maquinaria de gran valor que merece la pena ver: una turbina hidráulica de principios del siglo XX y un complejo sistema de poleas y correas. Las visitas guiadas te permiten conocer más a fondo cómo era el funcionamiento de cada instrumento y cómo se creaban las emblemáticas boinas. 

El turismo cultural puede ser una alternativa muy interesante para organizar tu próximo viaje. Los museos ya no solo son contemplativos, en muchos puedes vivir experiencias, hacer actividades, ¡y hasta degustar productos! Si te ha parecido interesante el artículo o conoces otros «museos más raros del mundo», puedes dejarnos un comentario en esta entrada o en redes sociales. ¡Esperamos que hayas disfrutado el recorrido cultural!

Deja un comentario