Experiencia de usuario y diseño de interfaces (UX-UI)

La experiencia de usuario (UX) y el diseño de interfaces (UI) son dos disciplinas muy distintas pero complementarias. Ambas son primordiales para crear entornos digitales funcionales como por ejemplo páginas web, apps, videojuegos o el menú de una smart tv.

Diseñamos webs, apps y otros entornos digitales.
Contáctanos para materializar tu proyecto.

Diseño de interfaces (UI)

Cada vez que utilizamos un programa informático o realizamos una llamada con un teléfono móvil, estamos utilizando una interfaz (User Interface). La interfaz es el diseño que permite tener una interacción con un producto digital, dándole órdenes (iconos de aceptar o rechazar una llamada, por ejemplo) y por el cual, el mismo sistema también puede dar información al usuario (como puede ser un mensaje de error al rellenar un formulario).

Así pues, el diseñador de interfaces se encarga de decidir la estructura y aspecto que tendrá el producto a desarrollar. Esto comprende desde el contenido y orden de cada página, hasta la estética de botones, formularios, menús, tipografías, gráficos, etc. Como en todo proyecto, el diseño tendrá que ajustarse a las directrices generales de branding y a un briefing que describa la estrategia a seguir.

Ante todo, el objetivo será combinar imagen con función, siempre favoreciendo a la funcionalidad. Cuando hablamos de diseñar productos interactivos, conseguir que sean intuitivos, fáciles y cómodos para los usuarios es siempre el objetivo principal.

Experiencia de usuario (UX)

Mientras la interfaz está relacionada con la apariencia y el diseño, la experiencia de usuario se centra en la persona o personas que van a utilizar el producto. Con el objetivo de construir la mejor experiencia de uso posible, este equipo es el encargado de analizar el comportamiento y las acciones del target mediante observación, entrevistas y recogida de datos, entre otras técnicas. 

A diferencia del UI, el UX es un concepto amplio que no solo abarca productos digitales, si no que puede estudiar también la interacción con un dispositivo, entorno o soporte (por ejemplo, los botones de un cajero automático). Antes de empezar a trazar el aspecto gráfico de cualquier cosa, el estudio UX se encarga de detectar necesidades, puntos de fricción, deseos, etc. Por ejemplo, un experto en experiencia de usuario estudiará la reacción voluntaria o involuntaria ante una app, las emociones ante el diseño de una web o las primeras acciones intuitivas en un nuevo software.

En este proceso de conocer muy bien al usuario final intervienen conocimientos de diversa índole como la psicología, neurociencia o procesamiento de datos. Aquellas acciones que realiza un usuario durante su interacción con un producto aportan información de gran relevancia para poder mejorar u optimizar experiencias digitales.

Aunque es una disciplina que no se ve a simple vista, está presente en nuestras actividades diarias como es mandar un email. Como en el diseño de interfaces, ”si no lo notas, es que está bien hecho”.

Los pasos para crear un producto digital

En Misterio Studio tenemos experiencia en la creación de productos y experiencias digitales. Es importante que el cliente y todo el equipo implicado conozca las principales fases en este tipo de proyectos: 

  1. Estudio de contexto y experiencia de usuario
  2. Definición de la arquitectura web
  3. Creación de wireframes
  4. Diseño de interfaces
  5. Muestra del resultado en un prototipo interactivo
  6. Testeo con usuarios reales
  7. Estudio de resultados y ajustes
  8. Desarrollo

La correcta planificación de cada fase así como un buen análisis y la colaboración de todo el equipo serán fundamentales para que el proyecto llegue a buen puerto. En los últimos años, se han perfeccionado mucho las técnicas y procesos para la creación de este tipo de productos, habiendo hoy en día experiencias de gran calidad y mucha competencia.

Entender las oportunidades del entorno digital permite ser relevante más allá de los espacios físicos. Exploramos todos los formatos virtuales para ayudarte a ser parte de la conversación:

1. Estudiamos entorno, necesidades y objetivos

2. Planteamos acciones concretas

3. Ejecutamos el proyecto de principio a fin

Hemos trabajado con…

Clientes que confian en nosotros