El Museu de la Vida Rural, en L’Espluga de Francolí (Tarragona), inaugura una nueva exposición dedicada al fuego. Aportes científicos, conocimiento popular  y obras de arte confluyen para reflexionar sobre este elemento: usos, peligros, formas de prevención y, sobretodo, cuál es su papel en la actual crisis climática.

Año:
2020

Cliente:

Núria Vila y Museu de la Vida Rural (Fundació Carulla)

Reto

Núria Vila, diseñadora especializada en sostenibilidad, es la autora de una de las instalaciones de la exposición, así como del diseño y señalética. Con una tinta que ha preparado con restos de un incendio real, es necesario pintar a mano todos los textos de la exposición y parte de la instalación inmersiva.

Solución

Junto a Silvia Yruela, trabajamos en el montaje de la exposición. Fueron necesarios tres días para completar todos los textos a mano. Primero se proyectaron sobre la pared, se marcaron los contornos con lápiz, y por último se rellenaron con la tinta de ceniza mediante un pincel.

 

La instalación-túnel consta de toda una pared pintada con esta tinta, con diferentes espesores y texturas. También contiene tubos de cartón que representan troncos quemados.

Proyectos similares: