Oscar es un abogado freelance que contacta con el estudio buscando darle un giro a su imagen de marca e identidad.

Año:
2018

Cliente:

Oscar Marín, abogado penalista

Reto

Cuando entra el proyecto Oscar lleva un tiempo trabajando como abogado pensalista, aunque considera que su marca es joven y quiere seguir transmitiendo cercanía. A pesar de eso, Marín nos pide que demos un giro a su identidad y que generemos una serie de materiales de autopromoción que transmitan los valores de su proyecto.

Solución

Trabajamos una marca integral partiendo de la personalidad del propio freelance, queremos que el resultado sea joven, pero profesional y que despierte la confianza de sus clientes potenciales.

El resultado es un logotipo y sus adaptaciones que acompañamos de un manual de estilo para su utilización, junto con algunas aplicaciones como sus tarjetas de visita.

Proyectos similares: